Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, enero 21, 2008

Polígono Criminal


Walter dejando una estela de cuero y adrenalina.


Todas las fotos de Alberto Prieto (c), salvo las que se detallan.

Poligono criminal. No es un a figura geométrica plana limitada por enésimos lados, ni una figura geométrica plana con tendencias genocidas. Es el nombre con el que Berto ha bautizado su carpeta de fotos del día de ayer.

El día fue bueno, intenso. Un mar de fondo que aseguraba olas, solete, buena temperatura, viento prácticamente nulo... Nos dimos un buen baño en la Lanzada, primero en el pico de la escuela, después estos se tiraron al mar también en el Sanatorio. Yo aproveché y me pegue una pequeña siesta en el coche. Walter estaba sembrado. No dejaba de lanzarse a cutbacks a tiralíneas en los momentos justos y además seleccionaba olas que le llevaban lejos. Después de pasarse un sábado de olas metido en el taller shapeando, el domingo eclosionó. Los demás tuvimos peor suerte. Perry rompió el invento. Alberto iba vendido con su retrofish en un mar jodón y yo sufrí las remontadas con el 9 pies. Hice alguna buena bajada en alguna ola de la serie, desde atrás de todo. Es un lujo.

Después de los bocatas empezamos a enredar con el longskate de Perry por la cuesta del Sanatorio. Algunas bajadas un tanto frustradas por el poco espacio nos hacen animarnos para ir al polígono de Sanxenxo, que todavía está vacío y es un buen lugar para patinar y "carvear" sin miedo. Así que sin pensarlo partió la expedición; Waletr, Elena, Alberto, Sheila, Perry, Pedro y yo.


Así empezó todo.

Al llegar no pudimos utilizar las cuestas que habíamos pensado, había una especie de Dani Pedrosa de 7 años en una minimoto haciendo entrenamientos, una pulguita con el casco más grande que todo el cuerpo. Lo estuvimos viendo un rato y buscamos otras bajadas.

Los observadores se ocultan tras la luz solar; La tarde agradable, el sol tumbado, no hay aire, no hay frío y doble carril en cada sentido de asfalto sin tráfico en una larga y tendida pendiente. La adrenalina y la testosterona juegan un papel importante en estas reuniones de jóvenes machos en las horas de juego, agudizan el poco ingenio que tienen para pasar las horas dedicadas al ocio. El juego se convierte en una sucesión de actos creativos con los que estos pequeños seres maravillosos que habitan la tierra se divierten y socializan en grupos más o menos pequeños, que a su vez tejen grandes y complicadas redes sociales.

En juego de hoy es una maquiavélica forma de deslizarse sobre caminos asfaltados, que son los que utilizan más habitualmente los seres humanos para trasladarse en sus vehículos motorizados. Es un juego simple en el que utilizan herramientas tan sencillas como la prehistórica rueda, protecciones a base de cueros bovinos para las manos y la tosca fuerza de la gravedad.

Algunos idean una manera de remontar las pendientes, al amarrar una cincha a la parte trasera de un coche, en el cual va un piloto y uno o dos cámaras, que son los encargados de guardar esta primitiva forma de recuerdos en imágenes estáticas en la línea temporal, para afianzar así estas redes sociales de amistad en futuros momentos e incluso recordarlas activamente en reuniones nocturnas donde utilizan sustancias como la Caipirinha, una potente sustancia "elevadora del espíritu", que utilizan en momentos de exaltación de la propia red social y destrozar sus aparatos digestivos y sus capacidades mentales.

El juego empieza con un complicado rito en los que los jóvenes machos comienzan a poner las reglas del juego en una enmarañada comunicación verbal y física; En las bajadas el joven que patina va detrás del coche con guantes de cuero, practicando curvas largar mientras apoya su mano protegida en el pavimento. Es muy importante el acto del "postureo", que es prácticamente una "danza de cortejo" entre seres del mismo sexo... comportamiento que es exagerado cuando tienen una cámara fotográfica apuntando. En las subidas el patinador se agarra a una correa sujeta a la parte posterior del coche y remonta remolcado en una subida inquietante en la cual los individuos gritan agitados... esto es divertido para estos jóvenes machos de Homo sapiens var. pseudoracionalis, hasta que se empieza a arriesgar y comienzan las primeras caídas y a salvarse por momentos de situaciones que comprometen su integridad física... pero entonces sucede algo que ha permitido que esta especie animal sobreviva y se imponga sobre las demás especie en la pirámide alimenticia y en la lucha por la supervivencia. No es instinto, no es una pulsión... es un atisbo de raciocinio; la precaria lógica que sus evolucionados cerebros de primate les proporciona. Pronto este grupo de jóvenes machos alcanzará un estado de consciencia sobre si mismos, más templado y racional, como el que ya presentan sus respectivas parejas hembras, al no poner en riesgo su integridad en juegos tan infantiles como estos...

Las armas las carga el diablo. (foto de Perry)




Este fue el momento en el que registramos mayor velocidad, Walter agarrado en la ventanilla del copiloto. Sobrepasamos los 50 Km/h.


Yo en la mediana.


Walter, que tanto estaba aquí como podía "pasear por las ramblas de Barcelona como si fuese italiano"


Walter otra vez... italian style

Berto dando caña en el remolque... el remolque resultaba ser un sencillo juego de vectores en el que se lograban grandes aceleraciones que hacían que salieses propulsado casi hasta la altura del piloto del coche.


Perry en una bajada a contraluz.


Ostión captado por la cámara de Perry, Alberto sale catalputado y cae en el asfalto - "no recordaba ya lo duro que es el asfalto"-


Perry carveando...

Así me encontraron mis amigos tras la penúltima bajada...
-"que imagen más penosa"- decía Perry.
A pesar de la terrible imagen, me estaba escojonando de la risa.

Siempre hay que levantarse con una sonrisa.




Gracias a todos por nuestra "red social" y por las fotos Berto.

8 comentarios:

Perry dijo...

JAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAAJA!!!

No puedo decir nada... Digno del National Geographic, como decían Sheila y Elena

Piter dijo...

Las fotos, magníficas! Reflejan muy bien el espíritu de la tarde...

(Non hai sentidiño...)

fine dijo...

jurjurjur... que no es otra cosa que la representación escrita de esa risilla hija de p... que se le escapa a uno viendo como otro se mete un hostión como esos :D:D:D

me gusta la de la mediana tio, es un foton enhorabuena a quien la hizo.

ramoniano dijo...

tades toloss

SOLANAbeach dijo...

que bien lo pasais oye! :-)

mis malos recuerdos con el longskate, y mis tres ultimos esguinces en el mismo tobillo en los ultimos 2 años, me recuerdan mi torpeza.
demasiado tarde para empezar, me digo!!!!
del dolor en el ultimo esguince tras mi segundo dia de skate "radikal" con un ruedina que salio de la acera al prao senti tanto dolor que vomite de la impresion!!!!

saludos

Alex dijo...

ahora tneis ke darle en rampita, ya vereis ke guay...podia stirarse sanxenxo o ojrove y ponernos una n l parkin d la lansada...pro vaya, ke ya ni nos djan l agua n invierno, como pa poner cosas nuevas ke kuestan dineros...y no m lesioneis al walter ke le tngo ncargada una tabla pa la niña!!...sperad a ke m la aga y ya luego disponeis d el, juju

JonyMao dijo...

Hacia tiempo que no leía. Como te lo pasas!! Quisiera yo probar el longskate. Una vez caté el mountainboard y me molo un huevo. Si es que esto de deslizar es lo que tiene...
Paz

number dijo...

Whoever owns this blog, I would like to say that he has a great idea of choosing a topic.