Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, mayo 21, 2007

La vida del surfista.



Supongo que El Surfista se plantea una serie de cuestiones en su vida. No solo se trata de un deporte, aunque uno le quiera sacar peso a la cuestión y pensar para si mismo - es solo un deporte, coger unas olas y listo...-. Para compensar las carencias está bien la reflexión; se le saca todo el jugo al surf para acabar reduciéndolo a un simple paño burdo que remienda la autoprivación del surfing con todo lo que con ello conlleva.
Deslizamiento sobre agua, algo banal y sin sentido estricto. Igual que al hablar genéricamente de deporte; actividad física, sensación, técnica... Se desvirtualiza y se pierde la esencia, así El Surfista se engaña a si mismo.
De banalidades está lleno el mundo.

El Surfista debe ser antes que cualquier otra cosa Surfista.
Últimamente intentar cumplir esta premisa me está costando horrores.
Está siendo doloroso.

¿Acaso no debería enfocar mi vida de nuevo? Debería buscar trabajo cerca de la costa. Uno bonito sin precariedad alguna. Puedo hacerme panadero o pastor de ovejas. Quizás recoger castañas, cerezas, uvas. Vivir modestamente, quizás en una pequeña caravana, frente al pico. Entrar al agua a demanda, como un bebé cuando quiere teta. Cuidarme y ser feliz. Tirar el ordenador por la ventana. Adoptar un perro compañero. Cultivar lechugas, patatas y zanahorias.

Por otro lado esta todo el tema de las responsabilidades y aspiraciones profesionales. Que son tan importantes como todo lo anterior. El trabajo dignifica (o debería dignificar), en eso creo y por eso lucho. Y el amor, que lo puede... todo.

¿Pero que coño hago aquí sentado, escribiendo esto?

4 comentarios:

Marta dijo...

Iago... leyendo tu post me retumbaban en la cabeza mis palabras y pensamientos de anoche. Estoy en el momento exacto que describes... debatida entre una proyección profesional estupenda pero con el alma compungida por el poco surf que esto me permitirá (teniendo en cuenta los ya sabidos límites de nuestro surf en el Mediterraneo). Creo que uno es surfista se es, y debe dedicarse a ello y serlo por encima de todo, pero tamién es importante tocar con los pies en el suelo y adaptar nuestra concidción "surfera" a la realidad. Lo importante ( y mi reflexión final, aunque quizás sea conformismo): disfrutar cada ola que sigamos cogiendo y sacar lo mejor que podamos de la situación: aprovechemos que tenemos el mar cerca!!que por lo menos podemos pillar algo de vez en cuando!!!de que tuvimos la suerte de descubrir lo que era el surf... las cosas siempre podrían ser peores y lo importante es mantener lo que define al surfista: constancia, paciencia y lucha!!

Anónimo dijo...

tIO, esto q planteas es la ostia.
En eso vivo yo el tema de la vida
y su contradiccion, xq son opuestos dificilmente reconciliables los puntos q comentas.
X un lao el ser surfista y x otro dar a eso q llamas aspiraciones profesionales y el amor, o sea lo q te exige mantener y disfrutar una bna parienta con nivel. Cultivar maiz frente al piko y "cuidarte" o cumplir los rekisitos de una bna adaptacion a unas condiciones "reales" q ni aceptas ni te gustan pero q son las q hay.
Miedo, conformismo, inmadurez... a mi m parece q siendo conscientes de todo esto q escribes lo q tenga q ser sera. al menos nos damos cuenta. vamos bien, chavalote. no nos traicionaremos a nosotros mismos mas q lo justo. no podia ser de otra manera. asi q adelante y a vivir la vida esta siendo surfistas q buskan el ekilibrio y la satisfaccion sin pagar x ello aislamiento o marginacion.
y demos gracias!
saludos
Alvaro

guille dijo...

que buena la foto, dale webster y su monton de parafa!!!

Alex dijo...

Vivir para currar, currar para vivir...supongo que en algun momento todos acabamos hata el culo de la misma cantinela, no? A veces piensas en gente d la playa que conoces, ese tipo de gente que te cuenta como esta ahorrando para irse a australia o a la conchinchina a vivir a base de latas d atun en una furgo frente a una ola( que no una playa...ese mediterraneo!) y yo que se, siempre sientes el arrebato d mandar a tu jefe y al EURIBOR y la madre que los parió a tomar viento, no?
todos dberiamos ser felices tio, pro lo más que se nos permite es intentar merecerlo y luego ver con que pie se levanta la diosa esa mañana. Supongo que en el intentar merecerlo hay mucho de fluir en la vida, y eso nos suena más que a nadie, no? ;p...a ver cuando nos vemos en la playa tio, saudiños!