Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, julio 19, 2006

Sobre Mundaka, Urdaibai y el cuidado y máximo respeto hacia su entorno.

"Ola Mundaka", de Asier Elcoroiribe. Año 2003.


Os remito en primer lugar a un articulo que publica "Surfing the 30´s".

Tras leerlo, creo que Surf30 da en el clavo y que deberiamos tener en la cabeza, como premisa fundamental, el máximo respeto que deberiamos todos tener y exigir con respecto al cuidado del medio ambiente en general y de enclaves como Urdaibai en concreto y contemplar en segundos planos, si resulta o no negativa la intervención del hombre, con respecto a la economía de empresas privadas, de la "empresa surfera" o de la misma ola de mundaka. El caso de los dragados, en un espacio natural como Urdaibai (reserva de la biosfera, zona ZEPA, convenio RAMSAR y me imagino que varias figuras de protección más), creo que es más que suficiente como para tomarse las cosas en serio y no ponerse a hacer dragados en un ecosistema de humedales y marítimo-terrestre anteponiendolo a la propia protección que el propio ser humano le ha dado (una vez más la lógica brilla por su ausencia). No creo que sea mucho pedir que la sociedad se exija a si misma, hacer las cosas bien... si hay que hacer un dragado en un espacio natural protegido, por lo menos esmerarse un poco en los estudios de impacto ambiental y en toda la cuestión técnica.

Hay que contar con otras presiones que soporta ese enclave como la canteras, empresas e industrias contaminantes del entorno, la gestión cinegética y piscícola que se lleva en la zona, la política forestal y como no, las presión inmobiliaria y en muchos casos ilegal.

Lo primero es exigir-exigirnos que las cosas se hagan como se tienen que hacer.

Lo segundo; actuar.

2 comentarios:

santi dijo...

este es ma mejor pagina de surf ke he visto nunka...congratulations

iago dijo...

Gracias compañero... pero no será para tanto. Te recomiendo que visites los blogs que están enlazados en el apartado de "Blogosfera"... muy buenos también, cada uno con su toque personal.

me alegro de que te guste, pasate cuando quieras y entra sin llamar. En esta playa siempre hay olas.