Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, abril 16, 2007

Diego tiene ganas de volver a partir su tablón.

Fue un buen Domingo de olas. Yo me di un primer baño en Baroña con olas bastante cucas pero bhabía gente en el agua, además en 20 segundos, una corriente me sacó del pico y me llevó hacia la izquierda... cuando vi que era imposible remar de nuevo al pico me salí y decidí no volver a entrar. Acabé cerquita de las rocas. Por su parte, la marea ya no permitía que saliesen las olas del principio. No estoy muy bien de forma física últimamente y la verdad pensaba que no me volvería a meter al agua en lo que quedaba del día. Nos quedamos María y yo tomando el sol en la playa y mirando con los prismáticos a los surfers que quedaban en el agua.

Al final se animaron a venir Walter y Diego y quedamos en Río para darnos un baño. La marea aún estaba muy alta y las orilleras eran terribles. Walter y yo estábamos un tanto nerviosos por el tema de la orilla, ya que era coger la ola, ir follado y salirse a tiempo. Pues Diego se metió con el tablón, que tiene más mérito y nos dejó, la verdad, boquiabiertos. No dejó de coger olas y era el que más arriesgaba.

La asociación inmediata que tengo al pensar en en surf de Diego es "tablón partido a la mitad". Lo conocí un día en Montalvo que salía del agua con su tablón a la mitad, por estar jugando en unas orilleras muy majas (de dos metrazos pasados, además de ser el día en que Walter casi la palma) y el tablón que lleva en las fotos y que le hizo Walter también lo partió no hace mucho y fue reparado con mimo por el mismo Walter... así que este temía por su gran trabajo de restauración.

Tiene un surfing de tablón más bien radical, parece que va sobre el nueve pies como si fuese con una tabla 6'0". Si coincides en el agua con él algún día, vale la pena fijarse en los take-off y en los bottoms ya que trata la tabla con buena pericia en esos momentos.

Os dejo unas fotos de Diego que sacó María desde la misma orilla. La calidad no es "suprema", ya que a estas cámaras ultracompactas no se le puede exigir demasiado en cuanto a fotografía surfera se refiere, pero sirven para el recuerdo.


Esta nos gustó mucho porque se ve en un primer plano la orilla, la pared de la ola y el corte de la tabla. Si se amplía la foto se pueden ver las tres quillas, la central y los estabilizadores. Prácticamente corta la pared con el canto.







Bueno, pues al final no hubo que lamentar daños. Nadie se comió la arena ni se partió ninguna tabla. Eso si... salimos llenos de arenas por dentro del traje. El baño estuvo divertido y aún llegaron series grandes, una pena que no hubiese más espacio para surfear. Por cierto, que tardé como 5 minutos en poder salir del agua.

Gracias María por las fotos!

Salud!

6 comentarios:

Perryluna dijo...

...Y yo esperándoles en La Lanzada!! Bueno, al menos ayer hubo algo (a ratos) y bastante sol, eso sí.

iago dijo...

tenías que haber venido güevón!

estuvo mejor, para mi gusto, el baño que me di en el castro por la mañana (a pesar de la corriente)... por lo menos no estabas con la tensión de empotrarte contra la arena.

KingMatt dijo...

En nuestra playa de toda la vida, cuando esta tan orillero, enpiezan a surgir miradas complices entre nosotros, aparcamos el Long, en la furgo y rescatamos los viejos corchos y las aletas.
No os imaginais las leches que nos damos y las risas que nos echamos.
Hasta algun corchero de nueva hornada, nos mira y nos dice, !!Estais Chalaos!!


Un Saludo.

damian dijo...

que animaaaaaaaaaaaaaaaaaal ese loco, ahi que tener huevos pa tirarse ahi, no tienen fotos de ustedes??

iago dijo...

que tal damián?! como van las olas por el otro lado del charco?! si hay fotos, a ver si las pongo, lo que pasa que este se lo quise dedicar a diego.

salud!

Anónimo dijo...

El Castro de Baroña está de puta madre, si te cuadran buenas olas estas en un marco incomparable... el problema es la corriente, he tenido algún que otro susto tanto hay como en Queiruga,...ojito!!