Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, junio 01, 2006

¡Eh, petrel!



¡Eh, petrel!... cuaderno de un navegante solitario.


Así es el título. Maravilloso libro de viajes, de aventuras, de sentimientos, de amor, de libertad... llegó a mis manos una edición del 74, vieja, hecha polvo. Era de mi padre. El compro el libro en Barcelona, tendría unos 25 años y estaría a punto de hacerse capitán de la mercante, entusiasmado, supongo. El caso es que me dijo que lo leyera cuando tendría yo unos 15 años. Me fascinó.

Julio Villar es el autor del libro. Julio Villar Gurruchaga, donostiarra nacido el 1943.

Abandonó sus estudios poco antes de terminarlos. Su amor a la vida, a la libertad y a la naturaleza determinaron su pasión por la montaña. Llegó a ser guía de escalada en los alpes, y escaló, entre muchas otras la oeste del Dru, la oeste del Narango, la norte del Lavadero, la norte del Piz Badile... pero un grave accidente de montaña le forzó a un largo periodo de inactividad y fue madurando la idea de la navegación a vela, en solitario. Le permitiría... mejor dicho, se permitiría vivir la vida tal y como él deseaba.

Lo dejó todo para encontrarse a sí mismo, se sentía marginado por la sociedad de aquel entonces (sesentirá igual ahora, supongo), No se como hizo para hacerse con el Mistarl, su compañero de viaje con velas, con alas... pero sufragó su viaje trabajando en multitud de inverosímiles trabajos en sus escalas a lo largo del mundo.

Se enfrentó a situaciones difíciles; el tifón "Julie", a 300 millas de Nuevas Hébridas, capeando el temporal a palo seco, metido en la cámara con todo cerrado resistieron él y su barco el apuntar con el mastil 4 veces hacia el fondo y sufrió numerosas averías.
Partió en este ligero barquito que veis en la foto, el Mistral, en abril del 68, desde Barcelona (importante la fecha, poco antes del mayo francés. en barcelona también se respiraba) y llegó de vuelta a casa al puerto de Lequitio, en el 72. 4 años. 38.000 millas marinas. Una vuelta al mundo din prisas, tranquila, con sabores, con olores, con amores...
La línea del libro es la de un cuaderno de bitácora, sin fechas. Son apuntes, reflexiones, poemas. Divagación lírica. Ensayos de niño, puros.... y sus dibujos.


Si alguien decide que lo tiene que leer... que al menos, lo disfrute tanto como yo. Es un libro para toda la vida. Os lo garantizo. Mi libro de cabecera por excelencia. Puedes abrir sus paginas por cualquier parte y leer y leer...


Nota: He leido otro libro de él, bien bonito; "Viaje a pié".
Este viaje no se en que época lo hizo, despues del viaje con el Mistral, eso sí. La edición es del 86. Coge la mochila en Euskadi, creo recordar y echa a caminar hasta Cataluña.

No se mucho más de el. Después de la vuelta al mundo en solitario volvió a la montaña. Estuvo en el Himalaya con una expedición vasca en el Everest, más tarde, pausado y solitario, vagabundeo por Nepal, India, Pakistán, Afganistán... y que desde hace años vive en una masía rodeada "de olivos y de viento" en el campo de Tarragona... vaya personaje. ¡Un día cojo el coche y me voy a conocerlo!

6 comentarios:

Swamis dijo...

Tiene muy buena pinta. A todo el mundo le gustaria llevar una vida de nomada y aventurero, pero muy pocos tienen el valor para sacrificar las comodidades y la seguridad de una vida normal.
Ese tipo de personas nos sirven al resto de los mortales de inspiracion para replantearnos algunos de nuestros valores.

iago dijo...

si puedes leelo victor. te gustará. un libro para surfear.

has visto la foto del mistrasl??! son 6?? 8 metros?! que valor.

salud!

fine dijo...

gracias por la referencia tio, voy a echar un vistazo a esto que pones.

Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

Tengo ganas de conseguir este libro desde que me lo recomendó el hermano del autor el año pasado. De hecho lo estoy buscando y no es facil de encontrar en las librerias.

iago dijo...

Yo sé que "editorial juventud" lo volvió a editar, de hecho lo regalé hace unos tres años. te lo tendrán que pedir en la propia editoral mismamente... si vuelves a ver al hermano... dile que hay a quien ese libro le ha marcado.
salud!

Anónimo dijo...

Tremendísimo, un libro para toda la vida ¡en efecto!