Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, junio 14, 2006

La Luna.


Hay varios motivos para este post. Es una conjunción, al fin y al cabo, como todo en esta vida. La foto que encabeza el post es maravillosa y la ha sacado Clau en su blog no hace mucho; mírala bien. Inocent, en su último post nos dejaba como anécdota un enlace que cuestiona la verdad sobre la llegada a la Luna. En el blog de Nacho, de publican fotos de un viaje a Maldivas donde se envidia unas imágenes índicas a bordo de un barco, con jornadas su surf y de pesca... El caso es que soñando un poco, en casa, con una composición triangular del tipo mar-barco-luna he recordado un pasaje de un libro, "Eh, Petrel"que tampoco hace mucho que hablaba de el en el blog.

Lo he vuelto a ojear, una vez más, recordaba este pasaje en el que hablaba de la luna, de su luna, con gran tristeza, con gran ternura... me parece increiblemente bonito y he decidido transcribirlo para que así lo podais leer y compartirlo con vosotros. Espero que os guste.

Fragmento de "Eh, Petrel. Cuaderno de un navegante solitario" de Julio Villar. 1974.
(páginas 30 y 31)

"La Luna está llena. Redonda. Brillante.
En el mismo abrigo estamos fondeados tres veleros. Ophélie, Kantreidi y Mistral.
Hemos cenado en Opélie y nos hemos retirado cada uno a nuestro barco. No era ni muy tarde ni muy temprano cuando nos hemos ido remando en nuestro chinchorro. Habíamos hablado un rato, como cada atardecer, pero creo que hoy todos teíamos ganas de estar a solas.
Está tan bonita la luna esta noche...
Los tres barcos están quietos, descansando, recortándose en la palidez de la noche, en su isla desierta.
La playa brilla y se ven las siluetas de los matorrales y de los árboles de la isla. Las colinas se dibujan claras, inmóviles. De vez en cuando, muy de vez en cuando, se oye el ladrido o la tos de una foca.
Del barco de Pierre, no muy lejos del mío, me llegan limpiamente los sonidos suaves de su flauta. Yo no veo a Pierre. Debe estar sentado, solo, en el puente. Vestido con su viejo short y su vieja camisa, debe de estar soplando, con los ojos cerrados, por la caña de su flauta.
Toca, Pierre, sigue tocando. Que lo haces bien. No te retires tan pronto, que se está muy bien aquí, con esos sonidos que tú lanzas a la noche y con esa luna tan grande, tan grande, tan grande...

Será ya de madrugada. Lo digo porque mi luna ha recorrido ya más de medio cielo. Me iba a acostar, y no sé por qué, al entrar en la cabina, he puesto la radio. ¿Será que no quiero dormir todavía? Porque la verdad es que no creo que tenga hoy la necesidad de saber lo que ocurre hoy entre los hombres. En esta isla desierta, con sus iguanas, sus chumberas y su luna, me siento bien y no tengo añoranzas de lo que pasa en otros lugares del planeta.
Hablan de la Luna. Una radio repite la noticia. Lo hace dando gritos excitados, peor que un charlatán de feria. Me cuesta entender, me resisto a creer lo que está diciendo.
"Apolo" ha llegado a la Luna. Por primera vez en la historia, el hombre llega a su satélite. Y por si esto fuera poco, filma sus evoluciones por allá y las transmite en directo a las televisiones de la tierra.
Apago. No puedo comprender. Mejor hubiera hecho de no ponerla... esa radio maldita.
Salgo de la oscuridad de mi cabina y miro a esa Luna, que ya no es la misma de antes... la mía... la que yo he mirado toda esta noche hasta la madrugada... No es esa, no. Algo me duele. Quiero llorar...
¿Que te han hecho, Luna? ¿Por qué?

Silencio. Silencio. Soledad. Y luna grande, blanca, femenina. Tristeza."



Me he vuelto a emocionar.



14 comentarios:

clau dijo...

joder ese libro lo lei hace unos años me lo dejo un compañero de trabajo que le gustaba mucho la vela y me encantó.
acabo de añadir tu blog a mi listado de favoritos y ahora mismo le pongo el enlace en el mio
un saludo y guapo articulo!!!
clau

iago dijo...

gracias Clau... para bonita la foto.

Fe de erratas: he cambiado el nombre del libro pués me había equivocado en una parte.

En realidad es "Eh, Petrel!. Cuaderno de un navegante solitario" y no "Eh, Petrel!. Historias de un vagabundo de la mar"... "Historias de un vagabundo de la mar" es un libro de viajes, del autor y navegante Avel-lí Bassols... que por cierto también está muy bien, pero es en otra clave, más bien aécdotas y aventuras, con cierto humor inglés. También lo recomiendo.

Ur dijo...

Con estas líneas daba comienzo en mi diario de viaje a lo que fue una aventurilla en otras aguas tierra adentro:

Rusalka

Todavía faltan varias horas para que amanezca, pero una extraña luminosidad baña la realidad. El Cantábrico aparece sorprendente en calma para ser pleno invierno. Incluso en las playas más abiertas unas diminutas olas lamen cansinamente la arena. El agua del mar es del color del papel de plata, como en un decorado artificial, ... mágico, irreal. La culpable es una luna que empieza a declinar por el oeste y que luce inmensa en un cielo totalmente despejado. No hace casi viento. El silencio es casi absoluto y sólo se ve roto por el leve rumor de alguna olita que rompe. Es uno de esos momentos en que hay que parar y dejar lo que se esté haciendo porque prometen conocimiento, un billete a otro mundo, a una realidad de aspecto totalmente irreal, pero que en el fondo intuimos más cercana a lo real que la que cotidianamente pasa ante nuestros ojos.
No tienes más remedio que ceder al embrujo de la luna y entonces te deslizas por el mundo de las aguas, de las brisas, de la noche en calma... una calma absoluta, poderosa, como el lugar desde el que surgen las mareas. Y la pregunta no formulada encuentra en ese momento respuesta: “No, la muerte no está cerca, esta ópera (salvo decisión en contra tuya) no será una tragedia; no, no será una almibarada historia yanqui, pero tampoco será una triste historia irlandesa”.
El futuro y el pasado se unen en un presente infinito, sin tiempo. Vuelas con la brisa sobre las aguas, los valles, los montes. Eres luz y llegas a la luna. Y continúas viajando en esta endiana historia interminable hacia las estrellas...
Tomas consciencia
Todo es y continúa
Y por lo tanto resulta ridículamente risueño preocuparse por la finitud de este cuerpo físico
La palabra que viene a los labios es “amor”. Un baño de amor. Que desciende, que está en todo, impregnándolo hasta el tuétano, volviendo a adquirir forma y derramándose de nuevo
Ahora, y ahora, y también ahora...

iago dijo...

Bueno , no se que decir... antes de nada, muchisimas gracias por compartir este relato conmigo y con los compañeros y compañeras que leen el blog. Es fantástico. Además creo compartir cierta afinidad en el estilo con las cosas que escribo. Me ha encantado. Gracias Ur.

(de www.wikipedia.org)
Rusalka es una ópera con música de Antonín Dvořák y libreto de Jaroslav Kvapil (1868-1950), estrenada en Praga el 31 de marzo de 1901. El nombre de la ópera proviene de la mitología eslava, donde Rusalka es un espíritu del agua que vive en lagos o ríos.... interesante título.

No tengo el placer de conocer esa ópera pero la pondré para bajar en el emule... a mi me encanta, de Dvorak, la Sinfonía Nº9 "del nuevo mundo". debe ser el tercer o cuarto movimiento, bajo "tempo di valse" se me ponen los pelos de punta, literalmente.

Salud!

Ur dijo...

De nada, ya lo tenía escrito en Word y sólo ha sido copiar y pegar.


Fragmento "Song to the Moon" (canta Renee Fleming) de Rusalka:
http://www.epdlp.com/asf/dvorak14.wmv
http://www.epdlp.com/opera.php?id=32

Canción a la luna

Luna, que con tu luz iluminas todo
desde las profundidades del cielo
y vagas por la superficie de la tierra
bañando con tu mirada el hogar de los hombres.
¡Luna, detente un momento
y dime dónde se encuentra mi amor!
Dile, luna plateada,
que es mi brazo quien lo estrecha,
para que se acuerde de mí
al menos un instante.
¡Búscalo por el vasto mundo
y dile, dile que lo espero aquí!
Y si soy yo con quien su alma sueña
que este pensamiento lo despierte.
¡Luna, no te vayas, no te vayas!


Ópera Rusalka:
http://www.beethovenfm.cl/programacion/programas/Operas/rusalka.act
http://www.geocities.com/ubeda2004/rusalka/acto1.htm
http://www.operayre.com.ar/libretos/rusalka.htm

iago dijo...

"song of the moon" esa es la que puse a bajar del emule.

gracias por los enlaces.

iago dijo...

Aprovechando que hablamos de la luna, en términos practicamente poéticos, ¿por qué no hablar de Federico García Lorca?

LA LUNA ASOMA

Cuando sale la luna
se pierden las campanas
y aparecen las sendas
impenetrables.
Cuando sale la luna,
el mar cubre la tierra
y el corazón se siente
isla en el infinito.
Nadie come naranjas
bajo la luna llena.
Es preciso comer
fruta verde y helada.
Cuando sale la luna
de cien rostros iguales,
la moneda de plata
solloza en el bolsillo.

CANCIONES DE LUNA

1

La luna está muerta, muerta;
pero resucita en la primavera.

Cuando en la frente de los chopos
se rice el viento del sur.

Cuando den nuestros corazones
su cosecha de suspiros.

Cuando se pongan los tejados
sus sombreritos de yerba.

La luna está muerta, muerta;
pero resucita en la primavera.


2

La tarde canta
una «berceuse» a las naranjas.

Mi hermanita canta:
La tierra es una naranja.

La luna llorando dice:
Yo quiero ser una naranja.

No puede ser, hija mía,
aunque te pongas rosada.
Ni siquiera limoncito.
¡Qué lástima!


(fragmento de "Crucifixión")

[La luna pudo detenerse al fin por la curva blanquísima de los caballos.
Un rayo de luz violenta que se escapaba de la herida
proyectó en el cielo el instante de la circuncisión de un niño muerto.]

ROMANCE DE LA LUNA

(a Conchita García Lorca)

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño déjame, no pises,
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

¡Cómo canta la zumaya,
ay como canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con el niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
el aire la está velando.



... y tantas más que habrá.

Por cierto, recomiendo escuchar el disco "Omega" de Lagartijanick & Enrique Morente, cantando a Lorca y versionando a Leonard Cohen.

SOLANAbeach dijo...

mi favorita es esta de gloria fuertes:

En las noches de claridad
solvento la soledad del ser,
llamo a la luna,
y con mi sombra ,
somos tres.


que grande grande era gloria. y para grande grande, la luna.
que por cierto, nunca crei q me afectara tanto!!!!jajaja

iago dijo...

pues de gloria fuertes había uno de los libros de poesía-cuentos para niños que me acuerdo de pequeño y explicaba con poesía como se dibujaban las cosas...

"¿como se dibuja una luna?"... a ver si lo encuentro por casa de mi madre

iago dijo...

por cierto que esa de gloria fuertes es una pasada!, que buena.

iago dijo...

joer, que guapo, bajé del emule el "song of the moon" cantado por la soprano esta R.Fleming (la que comentas, Ur) y lo pusimos a todo trapo... no descartaré volverlo a hacer varias veces a lo largo del día, para conmiver un poco al vecindario.

semerompiolatabla dijo...

Que buen karma da leer relatos tan guapos!!! En el primero me sentía como si fuese yo quien estaba en el barco fondeado en las Cies solo hace un mes que fui y ese relato me a devuelto a allí, en la noche mirando la isla el muelle es una pasada.

Por cierto esa foto de Clau la guarde en el ordenador nada mas verla también es guapísima.

iago dijo...

pues el libro te iba a encantar semerompiólatabla. me alegro de que lo disfrutaras.

un saludo.

Willy Uribe dijo...

Clau... esa es la luna que brilló en Xagó el verano pasado

¿Me equivoco? Ese perfil negro en primer plano...